Todo Rotterdam


Es increíble como la expectativa de un viaje te llena de deseo e ilusión, verdad?? Esa alegría que te envuelve y parece estirar los minutos hasta el momento de embarcar!!

Este Octubre que pasó tuve la oportunidad de hacer un pequeño viaje por Europa con mi marido y conocer nuevos países. Y, como siempre, no veía la hora de compartirlo con ustedes y contarles todo lo que vi!!

Apenas llegamos al aeropuerto de Ámsterdam alquilamos un auto, pero la verdad que como copiloto no soy nada buena. Como guía, aún llevando el GPS, tampoco!! Soy demasiado distraída y curiosa!!

Todo quiero ver!! Soy como un avestruz. Mi cabeza quiere girar 360 grados para no perderse nada, pero es imposible!!

Así comenzamos esta aventura de transitar rutas europeas.

Nuestra primera parada fue Rotterdam, en los Países Bajos. Una ciudad portuaria situada al oeste, a unos 73 km de Ámsterdam.

Íbamos sin reserva de hotel. Así que las primeras (largas) vueltas fueron para buscar alojamiento pero, ya con esa pequeña vista, nos sentimos completamente atraídos por el lugar.

Para ellos, apenas comenzaba el otoño. Para nosotros, el frío se hacía sentir, y mucho.

Con todo el cansancio y el relax de una buena ducha, la cama nos llamaba, pero no resistimos salir a cenar y nos encontramos con un bellísimo restaurante italiano llamado Olivia.

Una comida de lo más exquisita y servida con una amabilidad increíble. Nos guiaron para regresar al hotel por un camino lleno de bares diferentes y locales de diseño.

Al despertar, el simple hecho de pensar en los desayunos de hotel me hace saltar de la cama lo más rápido posible. LOS AMO!! Esa variedad y el hecho de no tener que hacer más que servirme y disfrutar… Es un verdadero placer alimenticio.

Una vez listos, iniciamos oficialmente nuestro día saliendo a caminar en dirección al puerto, porque es lo que a nosotros nos gusta. Pero por cierto que es una ciudad ideal para recorrer en bicicleta a donde vayas. Hay tours organizados, planes para recorrerla y alquileres de bicicletas por todos lados.

Su puerto es el mayor en toda Europa y, durante muchos años, del mundo también. Tanto la forma de la ciudad como su historia giran en torno a él.

Nos dijeron que la mejor forma de admirarlo es dar un paseo por el río Mosa, y allá fuimos. Contratamos uno de los tantos tours que recorren los principales edificios históricos y modernos.

Para eso, el vehículo usado es un barquillo que se mece al compás del agua. Te relaja mientras disfrutas de las vistas. BELLÍSIMO!!

El puente de Erasmo es una cosa que no pasa desapercibida. Con 800 metros de ancho, es una vista impresionante. Una bella estructura de acero, de 139 metros en su parte más alta, cuyo nombre oficial en holandés es Erasmusbrug, pero a la cual sus ciudadanos apodan cariñosamente “el cisne”.

Si sos como nosotros y te gusta caminar, lo mejor es un calzado cómodo, porque este es un lugar donde los mismos habitantes y turistas te sirven de guías. Continuamente te pierdes y encuentras lugares que de otro modo no hubieses conocido!!

Así fue como llegamos a las Casas Cubo, diseñadas por el arquitecto holandés Piet Blom. Son, literalmente, cubos inclinados a 45 grados construidos en los años ’70, donde te dan la posibilidad de alojarte una noche. El conjunto de las casas forma parte de un puente peatonal por donde pasa una de las calles más transitadas de la ciudad. Imaginen la calidad de la construcción!! Lo más interesante es que su forma asimétrica fue diseñada para asemejar un bosque. Cada techo triangular representa la copa de un árbol.

Otro lugar que adoré conocer es Makhtal, el mercado de Rotterdam, tan grande como un estadio de fútbol!! Mientras escribo recuerdo sus jugos orgánicos, sus quesos y se me hace agua la boca. Siempre que paseaba cerca de ahí paraba a tomar alguno de ellos y comer sus canapés de salmón o alguna otra cosa. Imperdibles!! En ese lugar también encontramos una góndola completa de vinos argentinos.

Dejándonos llevar por el ritmo de sus habitantes, que es la forma en que nos gusta conocer, vimos pasar una serie de bicicletas completamente diferentes y, viendo que iban a algún lugar cercano, decidimos seguirlas.

Nos encontramos con una guardería o jardín maternal donde nos sorprendimos nuevamente al ver que los niños estaban a cargo de un hombre joven. Enfrente había también una plazoleta llena con otro grupo que jugaba alegremente.

De esa forma fue como descubrimos que esas bicicletas, llamadas Bakfiets, son las que usan los padres para llevar y traer a sus hijos, que se colocan cómodamente en esta caja similar a una carretilla ubicada en la parte frontal.

Muy cerca de allí, escuché un coro cantar y una iglesia se impuso a nuestros pies. Una iglesia ortodoxa de una arquitectura bellísima y con un inmenso órgano, muy imponente!!

De la misma manera, un lugar que me sorprendió profundamente fue la biblioteca. Tiene cinco pisos donde cualquiera puede entrar a disfrutar de sus libros, leer los diarios o jugar ajedrez en unos tableros enormes. Dentro de la misma, vi montones de chicos reunidos en un gran espacio destinado a libros digitales. Otro lugar increíble!!

Pero, como no podía ser de otra manera, también pasé por los locales comerciales. Allí nadie controla cuántas prendas llevas a los probadores ni ves personal de seguridad en los negocios. Sorprendente para nosotros, acostumbrados a vivir con ese tipo de cosas como regla general.

Nuestro plan original era pasar 3 días en esta ciudad, pero la seguridad y calidad de vida con cero contaminación que se respira allí nos tentó a quedarnos un día más.

Gracias a eso conocimos a Antonio, un chef Argentino radicado en Rotterdam. Oriundo de Mar del Plata, llegó a esta ciudad siguiendo su hobby, una maratón, y simplemente se enamoró. Aunque no fue fácil, decidió quedarse. Necesitó estudiar el idioma y revalidar su profesión, pero luego vino la aceptación y ahora es feliz viendo como el restaurante en el que trabaja es cada vez más reconocido.

Es fácil entenderlo al pasear por allí. La ciudad me cautivó y me encantaría volver. Quiero saber mucho más de su cultura y su forma de vivir. Al caminar, toda persona que te ve, te sonríe. La calidad de vida hace a las personas más felices!! ❤ ❤
-
¿¿Y ustedes??
¿Tienen algún lugar que los cautive?

Nos desafiaron a “ilustrar”


Hace un año, por fin me animé a un cambio grande en mi imagen. Como es una conversación constante entre nosotras, con Raquel consideramos que no podíamos dejarlo pasar en el blog.

Poco a poco, “hablar” del tema se convirtió en el desafío de “ilustrar” lo que intentábamos decir.

De allí nació una sesión de fotos, dos en realidad, que hasta hoy sentimos como una gran satisfacción personal. Aún con todas sus limitaciones, sentimos que fuimos capaces de crear imágenes que realmente representan lo que es Curiosité para nosotras.

Hicimos muchas, MUCHÍSIMAS fotos!! Por eso nunca llegamos a mostrarlas todas. Pero fue un gran placer ver que nos costaba definir cuáles por haber conseguido que la mayoría nos gustaran.

Como confesión personal, les cuento que algunos de los looks que elegimos no son cosas que yo elegiría para mí, sino que los orientamos con la intención de demostrar que todo se puede adaptar a cada una.

Allí descubrí que hay algo muy poderoso, aunque muy desconcertante a la vez, en verte a vos misma hermosa en una imagen que nunca hubieses elegido.

Aún me pasa que las veo y siento que no me identifico. Pero me gusto, me gusta cómo quedó.

Obviamente, mis favoritas son aquellas en las que siento que realmente me veo como soy, y con el plus de verme linda!!

Nada quita la experiencia que esto significó para nosotras y el placer que sentimos cada vez que las compartimos con ustedes.

Esperamos que les gusten al menos una pequeña fracción del amor que sentimos por ellas. Fueron aprendizaje y experiencia.

Siendo sinceras, nos quedamos con ganas de hacer más, ustedes qué opinan??

Lulla

-
Lógicamente, el cabello, maquillaje y fotografía son de Raquel Rossetto



Si querés curiosear las notas originales donde usamos estas fotos, te dejo los enlaces aquí abajo!!
La libertad de ser vos misma
Yo soy esa, pero no dejo de ser esta otra

Acciones de reconciliación


El rojo es un color que me gusta desde siempre. Y nuestros colores favoritos dicen mucho de nosotros.

El rojo es pasión, y yo me identifico con él. Soy pasional. Emocional más que racional. Pasan los años y me voy transformando, pero sigo siendo apasionada!!

Por eso, este color aparece continuamente en mis outfits. Si no es una prenda, es un accesorio, un labial, un bordado… En algo siempre está!!!

Me encanta esta falda. Antes no la hubiese usado si no me estilizaba lo suficiente. Hoy elijo ser auténtica. La uso porque me identifico totalmente con ella. Enmarca mi cintura, aunque no tanto, y ensancha mi cadera. No proporciona totalmente mi figura hacia lo que consideramos estético, pero igual la elijo!!

La acompaño con una camisa con volados en el escote (que no debe faltar en el closet de ninguna mujer, en cualquier versión que te guste). Llevo pendientes vintage negros y unos zapatos de los que me enamoré a primera vista. Los quería aún antes de habérmelos probado. Ya tienen varios años y son comodísimos!! Adorables para mí!!

La cartera, una pequeña joya.

Este look me define. Saca lo mejor de mi actitud. Va con mi estilo.

-
Espero les guste y las inspire!! No importa nuestra edad, sino conocernos interior y exteriormente.
Potenciar nuestra belleza natural!!
Y como siempre les digo, no duden en preguntarme si tienen alguna duda o necesitan un consejo. Seré feliz de ayudarlas!! ❤ ❤

Mi reconciliación con mi imagen


Mi vida está y siempre estuvo ligada al arte, la moda y el diseño. Eso lo saben.

Lo que no saben, es que hubo un periodo en el que no podría haberme sentido tan lejana, a pesar de estar haciendo lo que me gustaba. No logré disfrutar aquello que había soñado hacer desde mi adolescencia.

Sentía que me sumergía en un oscuro laberinto.

Mirando lo positivo, nunca dejé de buscar soluciones; y gracias a esto creo que pude ver la luz más de una vez hasta encontrar la salida.

Durante este tiempo, meses que se transformaron en años, me olvidé de mí. Era más fuerte todo lo que me pasaba. En ese oscuro laberinto estaba la verdad.

No fueron momentos fáciles. El andar fue pesado. Sumé responsabilidades que sentí sólo mías, y tal vez no supe compartirlas.

Consciente o inconscientemente, no pude ocuparme de mi imagen. Por eso siempre es fiel a lo que nos pasa!!

Ahora, cuando me detengo y percibo cada recuerdo de todos esos momentos vividos o veo algunas fotos, noto mi ropa, los cambios en los colores de mi cabello… No podrían haber sido más fieles a mi sentir.

Con la ayuda de alguien a quien quiero mucho, volví a armar el rompecabezas de mi propio ser. A encontrarme nuevamente con mi esencia. Allí me estaba esperando!! Sabía que volvería a tomarla de la mano.

Juntas comenzamos a transitar este nuevo camino, de una manera diferente, uno que la mismísima naturaleza no te deja evitar.

Y acá estoy, amando lo que siempre amé… y aún más!! ❤

-
No sé si mi experiencia les sirva de algo, al fin y al cabo son intransferibles, pero espero que al menos les sirva para saber que no están solas y allí afuera puede haber alguien que las entienda. ❤ ❤

Amo los zapatos!! Y vos??


No fue en mi último viaje a Buenos Aires que conocí a Gretaflora, soy seguidora de ellas hace largo rato. Hace años. Desde la época en que bailaba tango.

Las creadoras de la marca son dos amigas. Greta Santolalla y Flora Méndez Christie. Quienes, trabajando en el rubro del calzado y asesoramiento de productos, vieron a través de sus amigos bailarines un nicho no explotado. Optaron por innovar los zapatos de tango, convirtiéndose en las creadoras de una línea diferente.

Se destacan por su estilo propio, calidad, confort y un detalle que las caracteriza hasta el día de hoy: una flor de destaque. Normalmente como aplique desmontable.

Son zapatos con combinaciones de colores muy originales y de realización totalmente artesanal. Eso les permite realizar también piezas a pedido, en gamuza, cabritilla y diferentes texturas para crear pares únicos y originales, como vos!!

Mantienen su línea de tango y continúan sumando colecciones, pero se han expandido exitosamente al incorporar zapatos urbanos, para novias y de fiesta, noche. Gracias a su trabajo, desde 2001 exportan a Chile, Japón, Estados Unidos, Singapur y Alemania.

Su atención y asesoramiento no se queda atrás, es tan personalizado como sus zapatos.

Yo hace tiempo que camino mis Gretaflora y los adoro!! Son súper cómodos!! Y como siempre hablamos, ese es un factor muy importante.

Si no conocías esta marca, a continuación te digo dónde la podés encontrar. Sé que te van a gustar!!

Gretaflora
www.gretaflora.com
facebook: Gretaflora
instagram: gretaflora_oficial
Uruguay 1295 – Recoleta – Buenos Aires, Argentina.
Acuña de Figueroa 1612 – Palermo – Buenos Aires, Argentina.

-
Gracias Greta!! Que continúen como hoy, con éxito!!
Hasta mi próxima visita!! ❤ ❤

Otra mirada sobre la realización artesanal


Acortando camino a una reunión, hace unas semanas pasé por el Paseo Caseros. En ese rincón de nuestro centro histórico, un grupo de artesanos se reúne bajo el nombre de “Espacio Caseros” y expone sus trabajos.

No estaba con tiempo, para ser sincera. Pero algo llamó mi atención.

Sobre un blanco mantel pude ver MUCHO color. Una serie de accesorios prolijamente confeccionados y ordenados. Todos ellos realizados con mostacillas. Pregunté por su autora, hablamos unos minutos y seguí.

Al cabo de dos semanas por fin pude encontrarme con ella, en otro lugar. Me esperó con rico café y una exquisita tarta de manzanas.

Daniela Lasdica estudió biología y trabajó en consultoría ambiental, pero se animó a generar un cambio y hacerse cargo de su futuro a través del tejido de mostacillas.

Sabe que es un camino arriesgado porque en Argentina no se da valor al trabajo artesanal. Aún así no se detiene. Crea y se esfuerza por sobrevivir. Mejorar su entorno a cada paso.

Su primera maestra fue una amiga. Luego, durante un viaje a Ecuador, aprendió de los aborígenes Saraguro. Aunque también se considera autodidacta.

Así fue que inició. Tejiendo mostacillas, cada vez más y más. Después, vendiendo sus trabajos en ferias artesanales.

Pueden encontrarla durante la semana en Espacio Caseros y los fines de semana en el paseo de Güemes. Siempre tiene lugar en cualquiera de ellos porque su estilo es único. Hasta donde sabe, tan sólo otra artesana hace algo parecido en Córdoba y, con un hombre, completan un total de tres en Argentina realizando este tipo de trabajos.

Si bien eso facilita las cosas a la hora de ingresar en ferias, también acostumbra hacerlo presentando piezas más elaboradas, ricas en colores y con piedras legítimas. Realmente lamento que el robo que sufrió este año nos haya impedido mostrarlas.

“Elegí ser libre, hacer lo que me da placer.
Siento que es un camino a mi realización personal.
Este trabajo me despierta curiosidad, porque me permite crear y vivir en cualquier lugar. No tiene fronteras.
Los límites están en mí, es mi PASIÓN.”

Personalmente, siente que algunas personas aprecian su trabajo y otras no. Coincido con ella en creer que es reflejo de un problema cultural de Argentina, donde el trabajo artesanal no se valora. Se lo relaciona con la bohemia y continúan llamando “hippies” a los artistas, más aún cuando se presentan en la calle y lugares públicos.

En general son los extranjeros quienes compran sus trabajos más elaborados, porque gustan de lo diferente. Buscan la creatividad y, si es artesanal, mejor.

Los diseñadores de indumentaria suelen hacerle consultas para agregar diseños a sus trabajos, pero se niegan a pagar las horas que lleva realizar lo que ellos quieren. Tampoco confían en los artistas, ya que al ver sus trabajos en una feria o en la calle, no logran ver más allá de lo que exponen. No pueden imaginar que tengan capacidad para hacer otra cosa.

“Mi sueño es poder crear libremente, pero primero tengo que subsistir con esto. Entonces sólo hago lo que se vende.”

La materia prima con la cual trabaja son en su mayoría mostacillas importadas, difíciles de conseguir en el país. La diferencia está en que, normalmente, las que se venden en Argentina son chinas, irregulares tanto en forma como tamaño, y eso afecta la terminación de las piezas. Ese nivel de cuidado forma parte de lo que ella presenta.

Es una apasionada de la naturaleza.

“Estoy convencida de que en el medio ambiente está el cambio,
porque es importante estar bien en el contexto que nos rodea, todo el tiempo.
En la naturaleza es donde encuentro inspiración.”

¿Saben por qué me detuve? Porque pude ver lo que sueña Daniela. Vi su talento. Logré imaginar cosas que me gustaría que ella confeccionara para mí. Con esos y otros materiales podría dar otro valor a su trabajo. Ya no estarían expuestos en la calle. El costo no sería el mismo, pero sí la persona que los hace. Porque es en ella donde el talento está.

Daniela Lasdica
Espacio Caseros – Paseo Caseros – Córdoba, Argentina.
Paseo de las Artes – Barrio Güemes – Córdoba, Argentina.

-
Gracias Daniela!!
Me encanta lo que haces y pasé una hermosa tarde contigo. ❤ ❤